8 jun. 2010

TOCANDO PIEDRA

El Sábado fuimos Patri ,Alba y yo a un pequeño canchal equipado que hay en la vega del Tajuña,la idea era ir a algún sitio cerca de casa y con vias facilitas para ver que tal responde mi pié a la presión de los pies de gato y a las posturas forzadas que exige la escalada.
Después de casi dos meses de reposo,me pongo el arnés,los gatos,magnesio,Patri me asegura y comienzo a subir con alguna molestia,pero después de la segunda chapa,la tensión hace que me olvide de ellas,descanso un poco y empiezo a disfrutar del tintineo de los mosquetones golpeando en la pared,del olor de la cuerda,del paisaje ¡he vuelto! pienso mientras progreso por la pared con menos dificultad de lo que pensaba.
Mientras mis compañeras de cordada me indican desde el suelo los pequeños agarres que se me escapan a la vista en los que ellas se agarrarían después cuando les llegó su turno.
Subimos tres de las vías que hay aquí,incluso subimos una que en otras ocasiones se nos ha resistido.
Un saludo a todos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES DEJAR TU COMENTARIO SELECCIONANDO PERFIL ANÓNIMO O SI TIENES CUENTA GMAIL O GOOGLE SELECCIONANDOLA EN PERFIL.GRACIAS